domingo, 3 de mayo de 2009

Despedidas

En la estación de autobuses puedes ver muchos tipos de despedidas: parejas, amigos, familiares… Yo últimamente paso demasiado tiempo en ellas. 

Me hace gracia los que esperan hasta que el autobús sale para poder decir adiós por la ventana. Mis padres nunca fueron de esos, es más, en los últimos años ni me acompañan a la estación. Creo que esto se debe a que ya son demasiadas despedidas y muy continuas. 

Pero hoy cuando me he despedido de mi madre, se ha puesto las gafas de sol rápidamente, creo que escondía alguna lagrimilla. Al final resulta… que me echa de menos y todo!

10 comentarios:

carmncitta dijo...

yo también paso mucho por la estación de bus y alguna que otra vez me ha dado llorera, yo creo que nunca te acostumbras a las despedidas!!!

cris dijo...

Uf, lo de las despedidas lo llevo fatal. Siempre acabo llorando :)
Y mi madre ya pasa de mi jajajjajajaj, que también me piro cada dos por tres.

Superbaturra dijo...

Las despedidas siempre son una cacota, siempre.

eL_TiTo_MaTi dijo...

fijo!
la verdad, es que no todas las despedidas son malas! algunas hasta se agradecen!

Arrítmica dijo...

Acaso lo dudas????
Una madre es una madre....
No me gustan las despedidas, a veces ni doy abrazos ni besos ni nada... salgo andando con la maleta con la mirada perdida y ADIOS... prefiero naturalizarlo..

Tanais dijo...

Ayyys, seguro q si, como no te va echar de menos! a mi cada vez q me voy se me parte el alma, pienso cosas feas, yo es q soy la alegrioa de la huerta a veces jajaja

Menda dijo...

Claro, mujer....a fuerza de aguantarte toda su vida, algún cariño te tendrá, jajajajajaja.

Es broma, que las madres nos quieren, mujer.....

La_GarraPata dijo...

tu madre tiene el cielo ganao contigooo!!te lo digo yoooo....un beso, fea

almago dijo...

cuando viajo sola siempre suelo fijarme en eso y la verdad es q es curioso, novios, padres, amigos...x qué tantas despedidas? a donde vas? bsito

Seep dijo...

Niña del autobus:

A mi no me gustan las despedidas...
Pero hoy he tenido una de las mejores, porque ha sido inesperada, y, además, todo un detalle.