viernes, 4 de junio de 2010

Hacía tiempo que nadie me preguntaba “¿Cómo estas?” sin esperar por respuesta un “bien y tu?”.

Hacía tiempo que nadie me hacía pararme a pensar, como estoy en realidad. Darme cuenta de que quizás no haya pasado los mejores meses de mi vida, de que estoy en mi derecho de estar un par de día mal y no querer saber nada del mundo. Que para poder estar arriba es necesario bajar.

Hacía tiempo que no me sentía vulnerable ante nadie. Me alegra darme cuenta que sigo sin ser de piedra.

5 comentarios:

Mire dijo...

Conociéndote... no me extraña nada q ese hacía tiempo sea hacía mucho tiempo.

Laralita si tu eres puro blandiblú

Un besazo!

Anónimo dijo...

... aiii, es lo que tiene cuando te enamoras querida... Aunque no lo quieras admitir. Te has enamorao' jo jo jo jo y de la persona más inestable del planeta.

Eso es puntería querida, eso es puntería!

(Fdo. El teléfono de la esperanza)

larala dijo...

Mire: entre tu y yo sabemos quién es mñas la blandita, así q.. no me vengas con tonterías!

Telefono de la esperanza: Si yo te contara la de veces q soy capaz de enamorarme en un día, fliparías.
Vale... últimamente no xq sólo salgo para ir al médico.

Super_y dijo...

Oye... Estás bien?

larala dijo...

Hoy bien :)
gracias super_y!