martes, 31 de marzo de 2009

I am Ámsterdam! (y su p..madre!)



De las ciudades que visité me quedo con Amberes (porque no esperaba nada de ella y me encantó) y Ámsterdam. Mi elección también es porque fueron las que más disfrute, el cansancio todavía no había aparecido.

De Amberes me quedo con sus placitas, para nuestra sorpresa (nos perdimos y dimos con el de casualidad) también posee un “barrio rojo”. No sabíamos para donde ir nos pusimos a andar, de repente sólo había escaparates con mujeres a nuestro alrededor y éramos las únicas tías que andábamos por esas calles.

De Ámsterdam me quedo con TODO. Ahora tras varios días si puedo decir que me gustó y que volveré, aunque no con la misma compañía!!! Llegamos de noche e hicimos el amago de salir, nos pegamos a un grupito de españoles bastante colgadillos (por no decir otra cosa) y dimos una vueltecita, pero a mis amigas no les gustaron mis nuevas amistades y pronto nos fuimos pa el hostal.



Al día siguiente tras recorrernos casi toda la ciudad, impresionante y con mucho encanto, nos dirigimos a hacer lo propio: ir a un coffeshop. He de decir que iba con las petardas más paludas del mundo, con todo mi cariño y amol pero unas niñas demasiado buenas.

No fumo porque odio los vicios y no me quiero enganchar a nada, pero no porque no me guste. Pero dijimos … estamos en Ámsterdam vamos a hacer lo propio no? Como ninguna se animaba del todo optamos por tomarnos un pastelito, a priori más suave que lo otro. Tras tomárnoslo y sentirnos estafadas por los precios, ¡esto es una mierda y no hace nada!

A la media hora no sé porque extraña razón yo me compré unas gafas horrorosas cuando quería otras, dos de mis amigas se encontraban mal y las otras dos no paraban de reír. Nos metimos en un bar: una se puso a potar, otra a pedir comida para 20, otra medio llorar y la última seguía riendo; yo no sabía donde meterme. En aquel momento yo no notaba nada extraño he intenté que no cundiera el pánico, se contagiaban el mal estar las unas a las otras. No sé cuantas veces subí y baje las escaleras para ir al baño y acompañar a alguna, decidimos volver a el albergue y que se acostaran.

Se encontraban todas mal, unas más paranoicas que otras… sinceramente me acojoné y mucho. Yo era la única que me encontraba bien y para colmo la única que no se sabía el camino de vuelta, por el camino no pude aguantar y me eché a llorar (no sé si por el miedo o porque ya estaban haciendo efectos). Creo que fue de los peores momentos de mi vida.


Una vez ya en el albergue algunas se fueron a dormir y las demás nos salimos a que nos diera el aire. Ya entonces si disfruté, creo q de las noches que más me he reído, angustiado y comido galletas de mi vida.

Al día siguiente salimos escopetadas de la ciudad, ya con un poco de distancia si me puedo reír. Pero telita…la noche que pasamos!

9 comentarios:

cris dijo...

jajaajaajjajajjaaj
Niña, a eso se le llama "hambre porruna" ajjajajjaj.
Pues no me he devorao todo lo que pillaba... la última vez acababamos de cenar (pero bien) y al rato me zampé un paquete entero de cereales de chocolate y media tableta de choco jajajaja

Superbaturra dijo...

Ayyyy, menudo grupito que te echaste a las espaldas...
Si es que de viaje hay que ir con colegas colegas y si es a Amsterdam, además que sean un poco viciosillos, jejeje

Arrítmica dijo...

que jarton de reir imaginandom la escena!!! que manera de sabotear el tiempo en Amsterdam! a mi me sento de puta madre lo que fume, y los que vinieron conmigo jajajaj... tela telaaaa y era viaje de curro!

Menda dijo...

Juassssss, hubiese matado por ver eso, ajjajajajaa.

carmncitta dijo...

a mi amsterdam me enamoró y más que amsterdam los pueblitos de alrededor.

Nos alquilamos unas bicis y recorriendo pueblos llegamos hasta Zaanse Schans, la zona de molinos, impresionante.

Charlotte Harris dijo...

1. Todas las fotos que te pase, para que solo pusieras 2! Muy fuerte!
2. ¿Porque no volverías con la misma compañia? ¿Que quejas tienes de mí, puton?
3. No iba yo con "Tus nuevas amistades" ni aunque me invitaran a una cerveza! Es que elegistes a lo más chungo del hostal!
4. "Petardas más paludas" señora quieres que te recuerde porque no compramos nada?
5. Yo no pedi comida para 20, solo para 3!
6. En verdad hasta que te dio a ti tambien el brote, te portastes con nosotras! Solo por eso no me voy a cabrear contigo!

Un abrazo enorme ma puce!

Nebulina dijo...

jaja el hambre de después de fumar xD

Yo estoy deseando conocer esa zona de Europa..a ver si cae..a ver ;)

Un besazo!

Saltinbanqui dijo...

Amsterdam es precioso y la gente de alli es la caña.
Buena eleccion.

:)

Hormiga dijo...

jajaja jo qué envidia, tengo unas ganitas a Amsterdam! eso sí, tendré cuidado con la repostería autóctona... viciosas!