jueves, 11 de diciembre de 2008

Te doy una patadita?

Hay cosas que sólo me pasan a mí, parece que tengo escrito en la frente “soy idiota acércate“.

Iba yo andando por la calle con un paso rapidito, llegaba tarde para variar. Cuando de repente mi abrigo empieza a pesar más de lo normal. Miro a mi derecha y me encuentro una mano en el bolsillo. Mi reacción le pego una patada (bastante cabrona la verdad…) a lo que tengo a mi lado… yo sin mirar antes.

Era un cogio que me estaba intentando robar. Pero es que encima se me queja, el tío que se me pone chulo, que le hecho daño dice, que él sólo estaba andando a mi lado.

Menos mal que todo esto lo ven dos chavales que se me acercan y echan a el nota…

En fin… que hay gente para todo. Y yo… todavía estoy flipando con mi reacción!!!

12 comentarios:

La_GarraPata dijo...

Jum....bien hexoo...eaaa..un besooo

Oz Vega dijo...

Hmmm
algunas veces he reaccionado violento cuando han intentado robarme, pero en dos ocaciones ha sido con arma y simplemente me he dejado...
pero soy muy dulce para los ladrones... me ven la cara de ...
jejejeje
saluditos

Menda dijo...

Así me gusta coño!!! Yo también hubiese soltado una frase para llamar la atención:
QUE ME VIOLANNNNNNNNNNNN!!!

No falla, te lo juro.

Superbaturra dijo...

pero qué chunga eres, jajajjajaj
Un beso!

Nebulina dijo...

Hiciste bien ;)
Yo un día pillé a uno robándome..y lo pasó peor él, que yo.
Un besazo!

almago dijo...

Seguro q el chaval iba tranquilito a tu lao y vas y le atacas, desde luego, pobre gente...jaja cuanto chungo!

lua dijo...

muy bien, qué coño le tenías que haber dado mas fuerte!!!!!bicos.

cris dijo...

La última vez que intentaron robar en mi tienda, me acerqué y le dije:
-Uhh, que mal rollo, ¿no?
Y lo dejó en su sitio y se fué.
Pero me quedé con las ganas de darle jjajajajajaja

Scarlata dijo...

A eso me voy a dedicar yo de ahora en adelante, a robar carteras!!! puta crisis!

BRILLI-BRILLI dijo...

Una patadita no,un patadón en los huevos!!!

carmncitta dijo...

a mí una vez me paso eso, pero la mano me la encontré en el bolsillo pequeño de la mochila.

Le pegué un grito que lo flipas, ahí en plan.

"¿Qué haces imbécil?"

Y el tío se asustó jajajajaa

Suele pasar, que en situaciones así diferentes, 'extremas', reaccionamos de una forma que no esperamos. Van bien para descubrir algo más nuestra personalidad :D

Saltinbanqui dijo...

;)